Proceso de una página de cómic

Ya hice un vídeo con mi proceso ilustrativo actual, pero me ha parecido interesante mostrar el proceso de una página también. Aquí va una de las páginas del libro 3 de El artista y la musa.

Fin de curso 2016-17

Pues ya está, he terminado mi proyecto de este curso, la trilogía de El artista y la musa. Tengo todas las páginas terminadas, 327, a falta de un último repaso con el que me están ayudando varios amigos y amigas, y estos días ando preparando portadas, ilustraciones y páginas extra. Estoy muy contento por haber cumplido mis plazos y haber terminado una historia a la que tengo tanto cariño.

Bueno, terminado… no del todo. Tengo entre manos pulir el guión del cuarto libro, con el que aún tengo dudas porque ahora que tengo una trilogía bien cerrada me da cosa fastidiarla. Pero seguro que a medida que trabaje el guión me sacudiré esa sensación. Aún quedan unas cuantas cosas interesantes y divertidas que contar.

Otra opción es trabajar con más energías en otros proyectos que llevo más lentamente, como el de las filósofas, cuyo guión va bastante bien, aunque es verdad que tengo que centrarme mucho para que las protagonistas no suelten parrafadas interminables. Pero son geniales, se merecen su cómic.

Creo que va a ser un verano de mucho escribir y poco dibujar, aunque me gustaría al menos poder dejar páginas bocetadas para empezar a entintar cosas en otoño. Sea como sea, lo contaré por aquí. ¡Feliz verano!

Moda de verano



El calzado no mucho, peor el vestido parece fresco.

Ryu y Mai



Mai se burlaba de Ryu porque su equipo de baloncesto siempre pierde. Aún así, siempre iba a verle. Y en el último partido de la temporada, cuando estaban a punto de ganar su único partido, pierden porque Ryu falla la última canasta. Se fue a llorar a una esquina, desconsolado. Entonces Mai le ofreció su pañuelo y le dijo que tampoco pasa nada, que la cosa es divertirse y que tiene mérito seguir intentándolo aunque se pierda. Desde entonces son amigos.

Mi propuesta para el concurso de parejas de Chándales de pasión, un divertido webcómic sobre chándales y amoríos adolescentes :) Me ha gustado probar con líneas más finas y colores fluorescentes.

Metas alcanzables

Sigo entintando el tercer tomo de El artista y la musa. Entintar me parece lo más tedioso de hacer cómics, pero llevo varios meses sólo con esto y le he cogido el gusto. Me resulta muy satisfactorio terminar las páginas y los capítulos, es bonito sentir que se avanza. Para eso me parece muy importante que cada periodo de tiempo tenga metas alcanzables. Por ejemplo, en una sesión de dos horas procuro terminar de entintar una página y cada semana quiero tener al menos diez hechas. Al ir cumpliendo los objetivos parciales me siento más animado para seguir trabajando.

También hay veces en las que me canso de tener que mantener un estilo homogéneo, pero hacer cómics pide eso, algo homogéneo y funcional. Ya habrá tiempo de experimentar :)