Bocetos, bocetos…

Madrid summer 2006

Este fin de semana tenía bastantes ganas de dibujar, pero sólo he podido terminar un dibujo que tenía pendiente desde… 2007. Me he quedado bastante a gusto, aunque si lo hubiera empezado desde cero seguramente habría salido algo muy diferente. Totalmente. Esto me recuerda a la bronca (bronquita) que Antonio López le echaba a su mujer en El sol del membrillo por retomar el trabajo en una pintura tras haberla abandonado durante meses. Una expresión pertenece a un momento, y si tratamos de manipular ese momento es fácil perder la naturalidad y que el resultado sea… extraño.

Bocetos 6 marzo

Así que he intentado empezar y terminar, pero… sólo he tenido ganas de garabatear. Y ha estado bien.

6 comentarios:

  1. Bocetear, placer de placeres!

    Ando con unas tremendas ganas de dibujar (y me pregunto porqué nunca llevo libreta encima...) que bueno ver que muchos otros también, :)

    ResponderEliminar
  2. No te lo pienses y dibuja, que es un placer :)

    ResponderEliminar
  3. no sabia que dibujabas! me gustan muchos tus bocetos ;)

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias! Espero desarrollarlos como se merecen :)

    Y, vaya, sí que me promociono mal si no sabías que dibujo :D

    ResponderEliminar
  5. La verdad es ke si ke da pereza retomar viejos trabajos. A mi en cierto sentido me da miedo y todo, con el tiempo los dibujos ganan cierto respeto. Aunke la verdad es ke nunka me he arrepentido de retomar nada.

    Me encantan los kolores ke utilizas!

    ResponderEliminar
  6. Supongo que al final se trata de si apetece o no, ¿verdad? El tiempo es algo tan elástico…

    ¡Gracias por tu comentario, Ibai!

    ResponderEliminar