Seis meses de 2011

Si algo he aprendido en estos seis últimos meses es que no hay nada como ponerme objetivos claros para ir avanzando con los proyectos. También que un proyecto creativo (qué aparatoso suena) tiene vida propia, y que está bien que sea así. En cualquier caso, voy a hacer un resumen de lo que he cosechado en este semestre.

1. La novela

Tengo borradores sólidos del 50%, estoy editando otro 25% y tengo planeado y pendiente de escribir el restante 25%. Creo. Voy a aprovechar la convocatoria del Camp NaNoWriMo para reescribir el penúltimo libro y escribir el último. ¿Terminará esta aventura en septiembre? ¿Alguno de mis lectores de prueba me dirá pronto algo sobre el primer libro? (¿Debería darles copias en papel la próxima vez?) ¿Seré capaz de terminar de redactar la maldita carta de presentación de la novela y de enviarla a las editoriales?

Me espera un verano de preguntas, desde luego :P Pero lo más importante es que sigo teniendo ganas de escribir esta historia, de hacerla todo lo buena que pueda para que otras personas puedan leerla y, ojalá, disfrutarla.

2. El artista y la musa

Empezó como una broma autoconclusiva que no iba a durar más de diez entregas y ya van casi cincuenta. Será porque disfruto dibujándola, porque me encanta saber que a otras personas les gusta la historia, porque tengo un montón de ideas para esos dos personajes… y siento ganas de probar cosas nuevas, de seguir mejorando. No es un proceso deliberado, los diálogos parecen escribirse solos…

Lo único malo es que tardo demasiado tiempo en terminar las páginas. Lo achaco a una falta de planificación, que a veces me lleva a hacer dibujos que luego tengo que descartar, y a que mi tableta (una Wacom Graphire 3 tamaño A6) y el Pixelmator no se entienden bien del todo y hay un pequeño desfase entre lanzar el trazo y verlo reflejado en pantalla. Eso le quita naturalidad al dibujo y me obliga a repetir los trazos, a veces demasiadas veces. Quizá se solucione usando otro programa…

En cuanto a la difusión de la tira (aunque más que tiras ya son páginas), estoy muy contento con la acogida que tiene en Subcultura. En DeviantArt menos, porque aunque hay unos pocos seguidores fieles no he conseguido expandir su audiencia. En cuanto a la versión en inglés, The Artist & The Muse, es la que más visitas tiene pero al mismo tiempo la que menos impacto genera, así que estoy pensando seriamente en cerrar ese canal y publicar la versión en inglés sólo en DeviantArt.

3. Otros dibujos e historias, promoción…

He cumplido mis objetivos de publicar dibujos regularmente en DeviantArt y de escribir o editar al menos mil palabras por día. También he hecho un par de colaboraciones (#spanishrevolution y Rey Palomo) y algunos intercambios de fan-arts (1, 2, 3, 4). ¿Qué he conseguido? Sentir vivamente la necesidad de dibujar y escribir más. Tengo bocetado un cuento para niños, un guión para otra tira, una pila de fan-arts pendientes y… más cosas, pero es absurdo hacer este tipo de listas.

Tampoco estaría mal ganar algo de dinero, pero para eso tengo que promocionar lo que hago mucho mejor. Quizá un buen objetivo para los próximos seis meses sea dedicar al menos un par de horas a la semana a la promoción. En plan serio.

4. Lecturas

En enero me propuse leer al menos cincuenta libros en este 2011, y ya llevo 40. La mayoría tebeos, pero es que entiendo «libro» como todo lo que se encierra entre dos cubiertas :)

Conclusión

Puedo escuchar a la musa diciendo: «¡Sigue trabajando!» :P

Otra conclusión es que me parece que este blog es algo soso. Tengo que mejorarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario