Arte y sinceridad

Me he pasado años escribiendo historias y cómics que no iban a ninguna parte. O que directamente ni nacían. Quería escribir, quería dibujar, pero no desde mis tripas. Lo que yo podía tener que decir nunca era lo suficientemente interesante, o gracioso, o guay. Así que trataba de hablar con palabras ajenas y claro, quedaba una cosa rara que no me satisfacía a mí ni a nadie.

Podría haberme ahorrado todo eso haciéndome una pregunta: «¿A quién quiero satisfacer con lo que hago?». Si quiero gustar a todo el mundo, entonces no puedo hacer nada. Si quiero gustar a demasiadas personas, mis obras estarán tan constreñidas que serán una caca. Pero incluso si sólo quiero gustarme a mí mismo puede haber problemas.

Sé que no soy mi arte, pero en él pongo mi ser y es un reflejo de lo que soy. Por tanto es fácil verse tentado a compensar carencias y añadir virtudes: de ahí los tebeos de seres poderosos y los de amoríos ultrarrománticos. Podemos usar el arte como una máscara para refugiarnos de la realidad… pero también puede ser una forma de prepararse para ella, de verla con más claridad.

La clave está en la sinceridad. En escribir y dibujar desde lo más profundo de mí, o al menos de lo más profundo posible. Aunque lo que salga me avergüence, me cabree o me deprima. Por poner una imagen: veo el arte como la labor de despejar el camino a un manantial que brota del fondo de la tierra. El artista sólo tiene que apartar la maleza –y a sí mismo– y dejar que el agua corra.

No tengo especial interés en perfeccionar mis habilidades porque sí. Si mejoro es como consecuencia de buscar expresarme más claramente. No busco ser un buen artista. De hecho, me importa un rábano cómo se me quiera llamar. Me he pasado mucho tiempo tratando de encajar en una definición, después tratando de dar una yo mismo… y no funciona. Por eso ya no digo que soy un artista, sólo que dibujo. Es más real, ¿verdad?

Todo es más sencillo de lo que parece. ¿Quieres dibujar? Dibuja con lo que tengas. A medida que necesites más ya irás buscándolo. Es importante dominar mínimamente el medio para poder expresarse con claridad, pero eso llega con un la práctica. Lo principal es qué se cuenta y la alegría y el amor con los que se hace.

No es una carrera por ser mejor que otros, ni siquiera por ser mejor que uno mismo. Se trata de expresar la realidad propia.

12 comentarios:

  1. Yo creo que el arte nace de necesidad humana de comunicación, y de su admiración por la diversidad de formas que se despliegan ante sus ojos. Y sirve, seguramente, para transmitir lo que el lenguaje no alcanza.
    Y en el fondo, fondo, puede que sea un acto de soberbia, de demostrar nuestra capacidad de crear, como hace la naturaleza a nuestro alrededor.
    Seguramente el arte es la actividad más inútil y más placentera que realiza el ser humano.
    Si quieres hacerlo, hazlo.
    No existe ni bueno, ni malo, ni mejor ni peor, ni auténtico ni más artístico, pero si provoca respuesta en el otro ya es algo; si le conmueve, ya es mucho. Si te ganas la vida con ello, debes agradecérselo a la gente cada día.
    Luego te mueres y te olvidan o te recuerdan, y todo sigue su curso ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, me ha encantado :)

      Eliminar
  2. Hola.
    Bueno,escribir y dibujar son dos cosas bien diferentes. Me parece que escribir es tu punto flojo, me gustan tus dibujos, eres un buen dibujante, pero escritor... no me parece.
    Escribir apenas es un arte, tiene mucho más de oficio. Yo creo que el que no lo entiende nunca va a ser escritor, disculpa mi sinceridad. Las buenas historias no surgen de ningún manatial de inspiración ni nada de eso, sino del resultado de pensar mucho. Claro que para desarrollar el oficio hay que nacer con ciertas condiciones, con cierto talento.
    Para mí, lo que tienes que hacer es buscar algún escritor para asociarte a él. Ya eres un buen dibujante, creo que te estás complicando la vida al intentar escribir también.
    Ya quisiera yo dibujar como tú, y hacer mis comic, pero reconozco que no es lo mío, bueno, tal vez tampoco sea escritor ¡jaja! pero yo creo que sí, y eso es lo importante; si tú crees que puedes escribir pues adelante, sólo di mi opinión.
    Saludos. Jorge Leal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu sinceridad :)

      Creo que entiendo lo que dices acerca de la escritura. No es que yo reniegue del oficio: mi punto es que lo principal es tener algo que decir. Tú mismo empezarías a escribir porque querías contar algo, no por el mero hecho de escribir, ¿verdad? A eso me refiero. Llámalo manantial, llámalo inspiración… hace falta un impulso para querer contar algo y para aprender a contarlo lo mejor posible. Ahí empieza a forjarse el oficio.

      Me llama la atención que te parezca que escribir es mi punto flojo. ¿Lo dices por lo que escribo en este blog, por mi cómic…? No es lo mismo escribir artículos que cómics o novelas… En cualquier caso, explícamelo, que me interesa saber más :)

      Sí que he conseguido más interés por mis dibujos que por mis escritos. Eso puede ser una señal :)

      Eliminar
  3. No saber qué escribir es una gran señal.
    Cuando digo escritor me refiero al que crea historias, sea cuento, comic o novela, lo único bien diferente es escribir artículos, la novela es un cuento largo, menos intenso por extenso.
    Lo que sale de la necesidad de expresarse es el arte, escribir sale del impulso de crear, sin que signifique querer decir algo concreto. Si un artista, un músico, por ejemplo, no crea algo que le salga de "adentro", tal vez esté en problemas, pero el escritor no. El escritor puede crear por pedido, muchos trabajan así. Para mí que hay que tener instinto de narrador, de los vijos narradores orales, los que narraban sus cuentos a la luz de fogatas.
    Por esta entrada y por otras que he leido, creo que lo que tienes dentro es un artista más puro, el escritor apenas califica como tal.
    Es por tu forma de pensar que creo que escribir es tu punto flojo, pero opino esto con la intención de ayudarte, para que encuentres tu camino; espero que te sirva de algo.
    Jorge Leal.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo la diferencia que señalas entre «parir» historias y contarlas, y reconozco que me es más costoso contar bien con palabras que con imágenes. Eso sí, me parece precipitado valorar mis capacidades literarias sólo a partir de los textos de mi blog, que no tienen una función narrativa evidente. Pero también comprendo que no he ofrecido públicamente casi nada que califique como tal, y debería, de la misma forma que muestro mi trabajo gráfico. ¡Me lo apunto!

    Creo que la diferencia que haces entre escritores y artistas no es tal, ya que en ambos casos hay autores más artesanales y otros más pasionales. En ambos casos se quiere comunicar algo y en ambos hay que dominar mínimamente un oficio, una técnica, unos métodos. También en ambos casos se puede trabajar por voluntad propia o por encargo.

    De todos modos, admito que me lo paso mejor haciendo cómic que escribiendo, así que creo que tu mensaje en el fondo es cierto.

    Muchas gracias por escribir, sí que ayudas :)

    ResponderEliminar
  5. Opino así (es una opinión, no una crítica), por algunos conceptos que viertes, principalmente en esta entrada y en otra donde comentabas algo sobre una historia que habías escrito, y por tus comentarios. Obviamente las entradas no son narraciones.
    Te cuento que me gusta tocar la guitarra, y hasta he escrito algunas canciones, y para mí es algo muy diferente a escribir cuentos,y hasta estoy seguro que interviene una parte diferente del cerebro, o sea, es lo que siento.
    Sin dudas es un tema muy complejo, y todas las opiniones son más que válidas.
    Bueno, te mando un saludo. Jorge Leal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta conocer todas las opiniones posibles porque me ayudan a tener una perspectiva más amplia sobre lo que hago. Así que agradezco mucho tus palabras :)

      Seguramente intervienen diferentes partes del cerebro en cada proceso creativo, y cada uno puede afrontar la misma tarea de formas distintas… mientras le sirva, perfecto :) Hay escritores más viscerales, otros más calculadores… y yo disfruto leyendo a ambos.

      Ánimo con tus labores creativas. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Bello, y totalmente cierto (lo que aquí escribes) Un abrazo, CharlieGurrupurru!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el texto, es muy real. Lo importante es querer lo que se hace, y no hacerlo sólo por agradar o vender

    ResponderEliminar