Lo que importa es hacerlo

Últimamente digo que cada vez dibujo más lento y peor. El señor Ensis dice que quizá se debe a que ahora me fijo en más cosas. A que me exijo más como dibujante. Lo cual no es malo… siempre que no me paralice.

Miro las páginas anteriores y casi todas son mejorables: dibujo flojo o inconsistente, composiciones sosas, textos imprecisos… pero las hice. No me quedé en la fantasía o en la negación. Quería contar algo y, con los medios que tenía en cada momento, lo hice. Eso es lo que importa, hacerlo, porque sólo se puede aprender de lo que se hace.

No importa lo malo que sea el resultado: incluso si mi tebeo fuera un puñado de garabatos en un cuaderno cuadriculado sería mejor que nada. Y estoy muy contento de tener un gran e imperfecto borrador de novela en lugar de un puñado de ideas. Nuestras obras nos devuelven un reflejo que nos permite ver nuestros errores más fácilmente. Luego hay que querer verlos, claro, pero el camino es ese: expresarse sin miedo a los errores – ni a verlos.

Así que menos quejarme de mis carencias y más hacer con lo que tengo. Lo que importa es seguir contando la historia. Sea como sea. Permitirla existir. Ser.

(Ya sé que suelo decir lo mismo de vez en cuando. Supongo que aún tengo que repetirlo unas cuantas veces hasta creérmelo del todo.)

10 comentarios:

  1. Yo creo que hay que hacer si se siente el impulso, y no se perjudica demasiado a nadie. Es inevitable que uno mismo y los demás juzguen, y no hay obra a la que no se le atribuyan cualidades y defectos. Al final el placer de crear es el verdadero objetivo, no la obra en sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Por cierto, el placer de crear lo siento más cuando boceto que cuando tengo que definir bien un dibujo…

      Eliminar
  2. Pues tienes toda la razón, si no se hace no se ven los defectos, ni se puede mejorar ni aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una obviedad, pero sí. Yo es que a veces tengo que recordarme cosas así de básicas.

      Eliminar
  3. Yo tiendo mucho a quedarme en la zona negativa cuando no me salen las cosas, así que cuando esté dibujando y me tire de los pelos recordaré esta entrada y su mensaje (que es una gran verdad), ¡Lo importante es hacerlo, lo demás vendrá con la experiencia! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me está viniendo muy bien dialogar conmigo mismo. Es inevitable que antes o después tengamos la cabeza hecha un cisco porque no nos salen las cosas como queremos… pues entonces es el momento de pararse y dialogar con uno mismo. En lugar de enfadarnos, preguntarnos: ¿Y por qué no me sale? ¿Estoy buscando algo realista? ¿Podría hacerlo de otra forma? ¿Estoy persiguiendo lo que quiero realmente? Etcétera. Es muy interesante, en serio :) En cualquier caso, ¡mucho ánimo!

      Eliminar
  4. ¡Exacto! Y por eso yo estoy dibujando un cómic que tengo entre manos y no pienso rehacer las cinco páginas que llevo aunque sean mejorables. Más que nada porque si no nunca lo acabaría (que ya estoy tardando demasiado) xD.

    Y total, como lo hago gratis...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de hacerlo gratis no es excusa :D

      Pero sí. Los errores de hoy son los aciertos de mañana :)

      Eliminar
  5. Me encanta cuando los planes salen bien.
    8-)
    Ánimo y al toro, compañero.
    8-)

    ResponderEliminar