Replanteándomelo todo. Un resumen de mi 2013

Hace unas semanas leí un artículo muy sencillo y claro de Ryan Estrada que contaba cómo conseguir trabajo como ilustrador/comiquero. Vi que no estaba haciendo bien algunas cosas y mi primera respuesta ha sido abrir un portafolio digno de ese nombre.

Ahora puedo ver mis trabajos preferidos de un vistazo y ver qué creo que me falta. De momento veo que necesito dibujar más ambientes, explorar ese estilo un-poco-más-realista y caracterizar mejor a los personajes. No sé si eso me dará más trabajo, pero definitivamente me hará más completo como dibujante.

Otra cosa que he estado replanteándome es la función misma de este blog. Lo he tenido cerrado un tiempo porque no me gustaba que se asociara mi nombre artístico con tantas notas de queja. Me da la impresión de que si alguien que no me conoce llega aquí va a pasar de mi trabajo porque a nadie le gustan los quejicas, ¿verdad? Aún así, he reabierto el blog sin eliminar nada porque no me gusta la idea de borrar cosas que he escrito con sinceridad. Procuraré publicar notas más útiles y constructivas, pero si algo me parece mal y creo que le puede servir a otras personas no debería callármelo.

También me he replanteado mucho mi cómic El artista y la musa. Bueno, no el cómic en sí sino su publicación como webcómic. Creo que como tal ha tocado techo. Han sido dos años y medio publicando con bastante regularidad, moviéndolo todo lo posible (dentro de mis limitaciones) y, si bien estoy contento con todo lo que he aprendido y los autores y lectores que he conocido, no veo en qué puede beneficiarme a mí o a la historia seguir publicándola así. Si me quiero promocionar como dibujante ya tengo el portafolio, y el que quiera conocer mi cómic ya tiene dos temporadas enteras para leer. Además, creo que la tercera temporada se leerá mejor en bloque que en actualizaciones separadas.

Recuerdo que una de las cosas que me torturaba cuando trataba de terminar la segunda temporada fue el miedo a no poder terminarla y dejar el webcómic cojo. No hay cosa que más odie que las historias que se quedan a medias, y dentro de lo que cabe conseguí cerrarla decentemente, así que estoy contento. Pero no tengo ganas de embarcarme en un compromiso parecido porque me quemé bastante. Ahora mismo prefiero enseñar mis cosas en privado a personas de confianza. ¿Qué haré luego, qué salida le daré? Pronto voy a hacer un experimento vendiendo cómics digitales. No me hago ilusiones, como tampoco me las hago con las editoriales españolas o extranjeras, pero o pruebo cosas nuevas o me muero de asco.

Lo que sí haré es seguir subiendo cosas sueltas a grrprr, que es un webcómic más puro: cosas aleatorias sin mucho trabajo. Me divierto, cuento cosas y no me quitan mucho tiempo porque no hay compromisos.

Cambiando de tercio, ha sido otro año de sinsabores literarios. Envié el cuento de Chico a un porrón de editoriales sin éxito, así que creo que lo ilustraré y lo añadiré a mi futuro catálogo de autoediciones digitales. Claro que, por otra parte, me decidí a publicar digitalmente Suburbu, dibujando portadas bonitas, corrigiendo los textos y regalando la primera entrega, pero a pesar de promocionarlo bastante por mis canales lo han leído muy poquitas personas. Aún así terminaré la historia, que tengo el final medio terminado, pero tengo que replantearme muy seriamente si puedo hacer algo más por vender la novela o si debo dejarlo estar y no dedicarle más esfuerzos.

Otra cosa que quiero reseñar de este año es que, aunque me he quejado más que nunca, también he ganado más dinero que nunca con mis dibujos y mis tebeos. No mucho, pero es una tendencia positiva y me da una tibia esperanza en el futuro. Estoy contento porque tengo más confianza en mis capacidades y un montón de proyectos, ideas y ganas de plasmarlas, pero también necesito tiempo y algo de dinero para ejecutarlas.

Y eso es todo de momento. Gracias por leer.

2 comentarios:

  1. Haces bien en replantearte todo, sin duda. A partir de ahí, te recomendaría usar un servicio de portfolios profesional (carbonmade es gratis, dripbook es de pago, y hay mil más) para organizar tu trabajo. No sé qué posibilidades tiene tumblr en ese aspecto, pero creo que el formato fragmentado que usa no va muy bien para mostrar trabajo y editarlo bien. Puedo equivocarme, pero vaya, es lo que creo (y lo que he hecho)

    Respecto a dejar de publicar "El Artista y la Musa" como webcómic… No sé, no lo tengo tan seguro. Piensa en la promoción que te da, y en la reacción que puedes tener de los lectores. Hay mucho integrista que se te echará al cuello por pretender cobrar por un webcómic (me viene a la mente el varapalo que le metieron a "JC Superhero" y se me ponen los pelos de punta). Igual te interesa parar de publicar un poco y sacarlo todo en bloque a partir de un momento determinado, dando la posibilidad de comprar una edición digital ya terminada a los impacientes. En esto tengo tantas dudas como tú, porque mira… cinco años publicando "Odiolitos", y no sé en qué quedará la fiesta.

    En todo caso, lo de la autoedición digital me parece una gran idea. Ánimo con todo eso, y a ganar, que calidad hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El portafolio en Tumblr creo que funciona bien para los visitantes externos al propio sitio. Al final lo que quiero es una pantalla con los últimos trabajos y que al clicar en cada imagen pueda verse ampliada. Además, en Tumblr puedo alterar el código del tema todo lo que quiera y aparte de la URL parece un sitio independiente. De todos modos exploraré los sitios que comentas, a ver si me ofrecen ventajas.

      Me da mucha pena la mera idea de dejar de publicar EAyLM como webcómic porque me ha dado muchas cosas, pero siento que he llegado a un punto muerto y ya no me motiva seguir haciendo lo mismo. Además creo que dejé de publicar el webcómic en un momento correcto, al final de una temporada, así que por esa parte no tendría que haber quejas.

      Quizá más adelante cambie de idea, pero de momento voy a trabajar en silencio. Quizá haga lo que dices, o quizá lo mueva por ahí o quizá se me ocurra otra cosa… pero sí, el panorama está muy confuso.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y buena suerte con todo!

      Eliminar