He terminado la novela

Así que supongo que debo hacer un repaso.

Nació en verano de 2007 como un cuentito y en otoño empecé a desarrollarla. Entre 2008 y 2009 la historia creció lenta y extraña, hasta que con la excusa de mi primer NaNoWriMo reescribí todo el primer bloque.

A partir del NaNo de 2010 ya me puse en serio y hasta el NaNo de 2011 escribí prácticamente el resto. También a finales de 2011 empecé a mover el primer bloque entre conocidos y editoriales sin ningún resultado.

En 2012 no escribí casi nada.

En 2013 me animé a publicar en internet el primer capítulo para ver si podía trasvasar algún lector de El artista y la musa a las novelas, pero los resultados han sido modestos. Sin embargo, el tener un lector que ha llegado hasta el final (gracias DD) me ha dado el empujón para terminar las dos últimas partes. Y cuando había recuperado el placer de escribir se ha terminado la historia. Podría continuar y me he resistido a cerrarla del todo por si quiero continuarla más adelante, pero he llegado al punto que quería.

Pensé que iba a estar contento por terminar, pero tengo una sensación de extrañeza. Ha sido tanto tiempo con esta historia abierta que aún no me creo que ya esté cerrada. También, al repasar todo el texto para corregir erratas y preparar alguna que otra ilustración, he ido recreándome una imagen de conjunto de todo y estoy bastante contento con el desarrollo y el resultado. He aprendido muchísimo escribiendo AMS/Suburbu y también ha sido muy importante en unos momentos bastante difíciles de mi vida.

No sé qué haré con el resultado, pero eso es otra historia. Lo que venía a contar es que la historia de Caro, Énqi y los demás ya tiene final y que esto bien se merece un helado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario