Por qué no estoy orgulloso de hacer webcómics

¿Por qué no estoy orgulloso de hacer webcómics? Porque si le dijera a mi abuelo que echo un montón de horas en algo que regalo me pegaría. Y con razón.

¿Hacer webcómics es anarcocapitalista? ¿Los de clase obrera (o sub-obrera) somos gilipollas por participar?

¿No es malo para la moral trabajadora el trabajo especulativo? ¿Un webcómic sólo es tal en tanto que hobby que se comparte por gusto? ¿Hasta qué punto los webcómics compiten con otras formas de entretenimiento? ¿Hasta qué punto hay que dar «muestras gratis» del «producto»? ¿Hasta qué punto hay que insistir en publicar cosas por pura «visibilidad»? ¿Es fiable el feedback de los lectores/seguidores? ¿Dónde está la frontera entre ser prolífico y pesado? ¿Se puede planificar algo cuando hay tantas variables implicadas? ¿Se puede hacer algo de cierto valor si hay que cambiar de rumbo con frecuencia? ¿Se puede basar un proyecto económico (y vital) en intentarlo mucho a ver si hay suerte, como si fuera una lotería? ¿Y la salud física y mental qué?

No, no estoy orgulloso. Me gusta publicar webcómics, me ha servido para presionarme y mejorar, es una buena terapia y me lo paso bien, pero económicamente no es algo de lo que presumir y la economía está en casi todas partes.


Post basado en varios tuits de agosto de 2015, escritos a raíz del artículo «Elogio del liberado (o sesgos de género, raza y clase en el activismo)»: Las dinámicas activistas excluyen a la clase trabajadora (…) únicamente personas con una situación privilegiada económicamente pueden arriesgarse a regalar textos, canciones o audiovisuales (…) y esperar que, de una u otra manera, alguien en algún lugar del mundo les remunere.

En otros tuits también comenté la diferencia entre el orgullo entendido como vanidad (que es su sentido en español) y el significado importado del inglés que se refiere a la dignidad. Yo me refiero al primero, claro. Hay dignidad y satisfacción en sacar adelante los proyectos propios, eso lo considero irrenunciable. Pero por eso prefiero usar estas palabras y no el confuso orgullo, que me parece algo dependiente de la valoración ajena.

4 comentarios:

  1. Seguramente no saldremos de pobres dibujando webcómics, ni escribiendo, ni componiendo canciones, pero me asusta que alguna gente viva sin la necesidad de crear algo en su tiempo libre. Si yo de repente me negara esa opción me sentiría muy vacía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, a mí la expresión me parece básica. No sé si es natural o un gusto adquirido, pero sé que en mi caso y en el de muchas personas está ahí, independientemente de si va a tener una compensación posterior. Mis dudas vienen por el lado de la forma de compartirlo, que es algo que me parece muy importante hacer pero a ver en qué condiciones. A ver qué quiere y puede hacer cada uno con lo suyo.

      Eliminar
    2. No todo hay que compartirlo, pero si das el paso que no te dé miedo ponerle precio a tu obra ni pedir difusión, no es mendigar. Decidas lo que decidas estará bien, eres el autor y en tu trabajo mandas tú ^^ y hasta aquí la opinión de alguien que no tiene mucha idea.

      Eliminar
    3. Gracias de parte de alguien que probablemente tiene menos idea aún :D

      Eliminar