Adiós y gracias, Subcultura

Empecé 2010 roto. Me fui recomponiendo poco a poco. Volví a dibujar. Me compré un ordenador portátil. Mi hermano me regaló una mochila para llevármelo a la biblioteca municipal, que estaba en lo alto de una colina. Me apunté en la escuela de idiomas para aprender alemán y me registré en Subcultura.

Acaba 2017*. A mi ordenador no le funcionan el wifi ni varias teclas y se calienta mucho con las webs modernas de internet, pero aún me permite dibujar. Mi mochila está descolorida y tiene las cremalleras medio rotas. La biblioteca ahora está en un subterráneo. Suspendí el B2 de alemán por tercer año (y ya no puedo repetir más cursos) y en pocas semanas Subcultura dejará de existir.

Es el final de un ciclo. No llega exactamente cuando yo quería y no me va a dar tiempo a terminar de publicar la 3ª temporada de El artista y la musa, cuyo final tenía previsto para finales de 2018. También tengo ya los storys de la 4ª temporada, unas 120 páginas más que publicaría en 2019. Pero bueno, puedo publicar donde me dé la gana, internet es grande, ¿verdad? Sí y no.

De la misma forma que la vida no se desarrolla igual en dos ambientes distintos, cada historieta depende de su contexto. Cuando empecé con mi webcómic no sabía nada, sólo quería dibujar, y el intercambio con los lectores fue lo que me empujó a hacerlo más y más, hasta que se convirtió en una pasión que hoy no puedo dejar porque necesito expresarme y el medio que mejor me va es el cómic. Leer a otros autores e interactuar con otros lectores también me ha animado a probar cosas, a ilusionarme, a mejorar. Porque yo también he leído mucho, y aún así me he dejado tanto por leer…

Hubo una época en la que sentí presión por hacer «algo más», por llegar a más gente e incluso intentar hacer de esto algo medianamente profesional. Hay gente que lo ha conseguido (ahora recuerdo a Ming, Rasen, Qnan…), pero yo estaba (y estoy) verde y me frustré mucho. Por suerte ahí estaban los subcultistas (sobre todo Pol00), el MeInDiCo y Patata. Redescubrí que lo bonito de Subcultura era venir sin nada y empezar sin más. Que nadie esperara nada, tener paciencia y dejar que las historias fueran tomando cuerpo. Buscar entre trabajos incompletos, trabajos abandonados, historias, personajes y autores con los que conectar. Historias que no pueden tener otra forma ni estar en otro lugar porque no son comercializables y de todas formas el mercado de cómics está saturado en todas sus variantes. Historias supervivientes, como esas flores que crecen en los márgenes del asfalto. Los webcómics son algo marginal y no le importan a mucha gente, pero cuando te fijas encuentras maravillas.

¿Qué pasará con mis webcómics? Me gusta acabar lo que empiezo y al haber empezado a publicar el tercer libro/temporada de El artista y la musa considero que tengo un compromiso con sus lectores, así que seguiré subiéndolo a su propio sitio. He procurado que sea lo más cómodo posible.

Todo lo demás, en principio, no lo resubiré a ninguna parte. Creo que pertenece a una época y lugar concreto, a esta etapa de Subcultura, y si acaso haré algún recopilatorio. Ya veré cómo publico con los proyectos nuevos, de momento luxIA/Luci y EAyLM #4. Seguiré trabajando en ellos y avisaré de las novedades a través de mis redes y blog. Donde más activo estoy es en Twitter, pero la mejor forma de seguirme sin distracciones es apuntarte al RSS o al correo electrónico de mi blog.

Entré en Subcultura con una musa y he salido con montones, desde profesionales hasta gente que subió unas pocas tiras y no se volvió a saber. He tenido la suerte de inspirarme en (y trabajar con algunos) autores como CoaX (profesional, profesor y siempre majo), FutureChoco (su trabajo desprende entusiasmo y amor, y colorea que flipas), Jonás y Xela (sencillez y limpieza), HBatto y Paih (la belleza de lo cotidiano), Faye (elegancia y humor), ToniFerro (estilo contundente y ánimo incombustible), Deliciest (detalle y delicadeza), alex_taki (qué bien maneja los tiempos largos), Rata (espectacular, ambicioso), Lira (crea UNIVERSOS), Pol00 (la achuchabilidad), Paw (qué soltura, qué cariño), Rub (no dibuja un trazo de más, qué sofisticación <3), Itikichi (sus trazos y sus colores exuberantes <3), Álvaro Mas (hace poesía, es muy bueno ¡y no deja de mejorar!), Red_bat (punki, colorista, no se rinde), Ernesto (estilazo, humor majo), Frikitty (me lo ha hecho pasar muy bien, es genial), Zape (conejitos ^_^), Laxantes (historietas cálidas y colores hermosos), Kactus (muy intenso, tanto en el humor como en el drama), Fleibur (me hace partirme de risa y al mismo tiempo me deja pensativo, es un genio), MQuero (me apasiona la serenidad de su obra), Honey (el color, el humor), MorbidCookie/cookiesdf/Viki Serrano (me animó a ser más detallista y a atreverme con cosas más femeninas), HRandt (admiro el cuidado que le pone a lo que hace), Gagovi (la ternura), Utkka (me encantan su humor y sus trazos, mola y punto)… y ay, fijo que me olvido de muchos, pido perdón.

También quiero acordarme de Yamizuka (me regaló mi primer fanart <3), de Dani DR2k1 (a través de él llegué a Subcultura), de Mariajo (majísima), de Noa (gracias por estar siempre ahí), de Boomerang_Girl (desde Ohio hasta ahora :)), de Toru y Rafagast, de Minona, de Kanif, de clionhart y Letucse, de los cinco del podcast OEPSW (Fósforo, Vrede, Seijo, Pziko y Malputo, ¡moló mientras duró!), de Ensis y sus 8-), de Huntress y sus fanarts, de Zeroragnarok, de Kitsune, de Eric Acuña, de Pechu, de Neyebur, de Danielfear, de Tenso, de Corto, de la laboriosidad de DDoodler, de la alegría de Lebgar, de la divertida seriedad de Nigridal, del estilazo de LuchoVolke y de Lynuz, de la perseverancia de Pinkerman, de las cosas bonitas de Machiself, de Lograi, de Jotacú, de Miedes y Hutopo (lamento los desencuentros), de Patroklo, Neverwolf y CDMon por poner la infraestructura de todo esto, de la constancia de Zeentury y Marjisol, de MalaEstrella, de Sander, de Werty, de RakiParra, de Cano, de Laurykachan, de Erebus, de Pia y Meromaru (qué bien todo), de Lewis, de Sheap, de Jimboss, de Dark_lord, de los megaabrazos de Francis, de Seta_Alka, de los posts y los cangrejos de Valerian, de susurro, de Doki Break, de Arki, de los personajes locos de Mario DS, de los análisis de Ovi-One, de las reseñas y el apoyo de Kuroi… y seguro que me dejo a más personas, soy un ordenador viejo con poca memoria. Lo siento.

Lo que sí sé es que incluso para sacar adelante la obra más modesta hace falta muchísima gente, además del autor que firma. Un montón de ilusión, trabajo y unos cuantos momentos chungos. Pero a pesar de todo, siento alegría por haber podido disfrutar y aprender tantas cosas, ha sido una época bonita. Gracias a todos, un abrazo muy grande <3

* Esta nota la escribí hace un mes, de ahí la referencia temporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario